sábado, 29 de septiembre de 2012

Situación Inesperada



Esta anécdota ha ocurrido nada menos que hace 40 minutos.

Estaban Pache y Galici, un joven rumano de 15 años, sentados tranquilamente en un banco. Charlaban con una jerga... de "nigga". Empezaron a hablar de las formas de las nubes (había una en forma de pingüino montado en trineo) y sin saber ni cómo ni por qué, Pache se echó hacia atrás, con la mirada puesta en el cielo y gritó:

- ¡KKK, Ku Klux Klan, joder!

Acto seguido movió la cabeza hacia delante mientras escupía.

Al mirar hacia delante vio a un señor que tiraba la basura, con el escupitajo justo delante de su zapato. Aquel hombre miraba asustado, por todo el panorama.

Pache pidió perdón y se fueron mientras reían.

domingo, 9 de septiembre de 2012

El Barto


Corría un caluroso día de hace 3 o 4 Veranos, en el cual, Pache, había llevado a unos cuantos amigos a su casa.
Después de estar un rato charlando en el salón tranquilamente, Pache preguntó si querían beber algo, a lo que respondieron que sí, así que fueron a la cocina y saciaron su sed.
Pache vio una jarra de Bart que le regaló su hermana. Esa jarra era de plástico, con dos "bordes", dejando un espacio entre los dos, en el cual había agua. Ésta servía para meterla al congelador para que ese agua se congelara y no necesitaras echar hielo.
Bien, a Pache se le ocurrió gastar una broma a una amiga suya, haciendo como que le tiraba ese agua que no podía separarse de la jarra. Para sorpresa de todos, la jarra tenía agua de verdad, al mismo nivel que el agua que tenía que congelarse. Aquella chica vio como el agua caía sobre ella, mientras ponía una cara de incredulidad.
Pache se quedó con cara de poker y la pidió perdón mientras le daba una toalla.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...