jueves, 22 de marzo de 2012

¡La comida está lista!



Esta historia narra los hechos que sucedieron hace muchos años en un pueblo del Este de Rumanía. Eso es, trata sobre Liviu, y un día de su vida de cuando era un niño.

ADVERTENCIA: ESTA HISTORIA ES CORTA PERO IMPACTANTE, NO APTA PARA SENSIBLES.

¿Sigues leyendo? bueno, yo avisé.

   Liviu encontró 3 gatitos pequeñitos,que eran de la gata de su abuela, que los acababa de tener, y vio oportuno llevárselos a su madre para que los viera. Cuando llegó a su casa, fue a la cocina, que es donde se encontraba su madre, como buena mujer. Su madre vio los gatitos, y fue a avisar a su primo para que los viera también, y así pudieran jugar juntos con los gatitos.
   Liviu estaba solo con los gatitos en la cocina, y vio que estaban sucios, así que decidió darles un baño. ¿Dónde? pues en lo primero que vio, una olla, que ya no estaba en el fogón y Liviu, con todo su buena intención, metió a los 3 gatos en la olla que tenía agua hirviendo y puso la tapa.
    Su madre y su primo cuando vinieron se preguntaron dónde estaban aquellos gatos, para su sorpresa, la olla se movio, hasta que se quitó la tapa y salieron los 3 gatos corriendo echando humo. Por desgracia esto no duró mucho, durante su trayectoria los gatos fueron cayendo muertos en el suelo. Liviu se quedó mirándolos con cara de susto, al ver la atrocidad que había cometido.
   Todo esto ocurrió cuando tendría Liviu 4-5 años...



RECORDAD, EL CONCURSO SIGUE EN PIE, ¡NO DUDÉIS EN MANDAR VUESTRO VÍDEO!
Más información en:  Concurso (Mezcla!)

2 comentarios:

  1. HIJOO DE TU MADREEE...no tendria que haber seguido leiendoo ajajajajaja

    ResponderEliminar
  2. Oh dios... Qué infancia más jarrrcor ._.

    ResponderEliminar

¡A comentar!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...