sábado, 14 de abril de 2012

Cocaína.


Tras un breve descanso en el cual nos dedicamos a grabar gilipolleces que no os habrán hecho ni puta gracia, o sí os la ha hecho es que estáis tan mal como nosotros, volvemos a la carga más fuerte que nunca, con una historia que no os dejará indiferentes. Dicho esto, empiezo:

Era un día de huelga, a la cual ni Liviu ni Pache iban a asistir, así que decidieron quedar en casa de Pache, ya que sus padres no estaban y para hacer más divertido el rato llamaron al moro Daoud y a una chica, que en aquel momento estaba de rollo con Liviu. 

Bueno, pues un día decidieron contarle que ambos se metían cocaína, para reírse un poco de ella, al principio no se lo creyó, pero tras lo que pasó el día de la huelga, lo difícil era no creérselo.

Dato importante... al traficante habían acordado llamarle ''El Jamaicano'' o cariñosamente apodado ''El Jama'', y toda la escena fue puesta en marcha por el simple hecho de hablar de drogas y decir que si juntabas un apodo de inmigrante y una droga, quedaba muy real.

Liviu fue a esperar a la ingenua muchacha para ir juntos a casa de Pache, por el camino, Liviu vio una casa con cinta aislante en una de las ventanas, lo cual atrajo la atención de Liviu y dijo:

- Mira, mira, es la casa del Jama...
- Ah... - asintió, no muy convencida.
- Que sí mujer, mira la cinta aislante en la ventana, es un símbolo que usan los traficantes para que los consumidores sepan que ahí se vende droga, como un código - dijo Liviu tan convencido de si mismo que se lo creía hasta a él.

La chica no dijo nada, se quedó pensativa, considerando la posibilidad de que esto fuera verdad. Al rato dijo:

- Oye, si de verdad de metes, no quiero ver como te metes esa mierda.

Liviu asintió seriamente, pero por dentro se estaba muriendo de risa, sabiendo que esto no era más que el principio. 

Al fin llegaron a casa de Pache, el cual estaba en su ya conocido pijama del come-coquitos. Tras saludar a todo el mundo Liviu preguntó:

- ¿Tienes la mierda?
- Sí, la acaba de traer el moro. - respondió secamente.

Al escuchar que le mencionan, Daoud salió del salón para saludar y bajaron todos al sótano a pasar el rato. Liviu y la chica se adueñaron de la cama del padre de Pache y los dos restantes fueron al PC. Al cabo de una hora Pache y Daoud subieron a la cocina a preparar la falsa cocaína (que consiste de harina, sal fina y azúcar fino) diciendo:

- Vamos a prepararla, no tardes en subir sino te quedas sin.
- Vale, vale... - dijo Liviu, que no estaba precisamente atento a la conversación.

La chica paró de besarle y le dijo:

 - Oye... ¿no te irás a meter no?
- Solo un poco :D
- Si te metes ya no te beso.
- Bueno, pues tendré que forzarte a ello.
- Lo digo en serio.
- No si yo también... ¿sabes? aparte de cocaína también tenemos cloroformo... yo solo te informo...

La chica iba a responder, pero los gritos de arriba se lo impidió y ambos fueron arriba a ver qué estaba pasando. Entre los gritos destacaban palabras como: ''Éste hijoputa se la va a meter toda'' ''Como se nota que es del Jama eh, la corta to bien el hijoputa'' o ''Te vas a quedar sin macho''
Ya en la cocina, pudieron ver la vitrocerámica con un poco de polvo blanco y un cuchillo, para hacer las rayas. Liviu cogió el cuchillo y empezó a hacer su raya. La chica le miraba con cara de desaprobación que poco a poco se iba convirtiendo en una mueca de asco y acabó tirando de él y diciéndole que como se metiese le dejaba de hablar, que eso no era bueno.
Liviu temblando la miró, se desasió de su brazo y se metió toda la falsa raya acabando el acto con un: ¡SÍ JODER!

Mientras tanto se escucho algo cayendo por las escaleras, fueron a ver y resultó que era Pache que se había caído y se había quedado tumbado bocabajo en el suelo. Liviu, propinándole un puntapié, le preguntó preocupado que si estaba bien, que no quería volver a llamar a la ambulancia. Pache contestó que sí. Daoud les explicó que se había metido casi todo y que estaba muy cerca de darle un chungo. La chica estaba casi horrorizada y bajó al sótano a por su camiseta.
Liviu fue tras ella intentando calmarla, preguntándole que qué más le daba, pero ella se cerraba, mientras Pache yacía tumbado en el sofá, ya que se había metido de pleno en el papel.
La chica se quería ir, así que para que Liviu no se quedara con el calentón le tuvo que contar que todo había sido una farsa. La joven le preguntó:

- Pero vamos a ver, ¿te crees que soy tonta, ahora me vas a decir que la raya era de harina no?
- Pues sí - contestaron los tres al unísono.

Ella se quedó con cara de gilipollas y luego volvió al tema, y todos contentos :D

Amigos, la droga es mala, pero la estupidez es peor.


1 comentario:

  1. Pero la estupidez es el mejor elemento creado por la humanidad para reirse del ajeno.

    ResponderEliminar

¡A comentar!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...