jueves, 10 de noviembre de 2011

El embarazo.

 

  Bueno, antes de empezar con la anécdota de hoy, hay que introducir a una chica muy peculiar...
 La razón a todo se trata de más y nada menos que ella es la protagonista hoy, quedando en segundo plano Liviu, Elsa (compañera de clase de Liviu, a la que creo que se ha mencionado alguna que otra vez por aquí) y todos los personajes secundarios que se encontraban por los alrededores. A la protagonista la vamos a llamar, cariñosamente, ''La Churrera''; esto se debe a que en su archivador tiene una pegatina...
Por la polla de Júpiter, si la he encontrado!
La razón suponemos que es que le gustan mucho los churros, de ahí su apodo.







  También la llamamos de vez en cuando Morenitah, ya que tiene una pulse, de esas tipicas de las ferias en las que pone tu nombre, pero en la suya delante del nombre tiene tejido el título de:

  A todas éstas churradas hay que sumar las de que es muy creyente, no se la puede hacer razonar de forma alguna y cuando intentas hablar con ella amablemente acerca de la religión se cierra y pasa de ti. También es muy crédula, de ahí supongo que viene el hecho de que sea tan religiosa. Dicho esto, proseguimos...

  Era otro día más en el instituto, Elsa tenía que salir e ir al departamento de Física y Química para hacerse con una hoja de ejercicios, que le faltaba, debido a que el día de su entrega estaba en el médico. La Morenitah se dio la vuelta para preguntarle a Liviu la razón de por qué Elsa se había ido la profesora, ya que también es muy cotilla. A éste no se le ocurrió mejor cosa que decirle que se encontraba muy mal y estaba mareada, porque estaba embarazada de 2 meses, lo último lo dijo en bajito, para dar credibilidad. La morenita se lo tragó de inmediato y su expresión facial cobró cierto tono de preocupación. Empezó a hacerle preguntas de tipo: ''Y quién es el padre?'', a todas éstas, Liviu respondió con solemne seriedad. La churrera dijo un Ah y volvió a su sitio. Al volver Elsa la preguntó que qué tal se encontraba y que si iba a tener el niño. Liviu la hizo una seña para que le siguiese el rollo y así fue. La morenitah se enteró de que no era cierto a la semana o así.

 Damos gracias de que exista gente así, sino el mundo sería muy aburrido.

Por cierto, gracias a Daoud All por recordarme esto, sino se me habría olvidado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡A comentar!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...