sábado, 26 de noviembre de 2011

Like a Boss.


Lo que os vamos a contar a continuación acaba de pasar, nada más y nada menos, hace dos horas y media.

Estaban Pache, Liviu, Erick, Porrón y alguno más, en el cuadrado, que es una plaza con el suelo liso a la que acuden a patinar, para cambiar de sitio y que no se haga tan monótono...
 Pache y Liviu estaban grindando (es el término que se utiliza para llamar al deslizamiento del patin en cualquier superficie, sin tocar con las ruedas) y estaban echando un pique entre ellos, el llamado "osito", que reside en hacer un truco y el otro participante lo debe igualar, sino gana letra, cuando llega a completar la palabra Osito, pierde.
El sitio en el que lo estaban echando está bastante alto, así que cada vez que saltaban para bajar se producía un estruendo, no muy fuerte. Un grupillo de payasos, que debe ser que se creen graciosillos y vacilones, que estaban sentados en los bancos de delante suya, no paraban de decir cosas, que nuestros protagonistas ignoraban o no les escuchaba, hasta que uno de ellos decidió hablar claramente:
- A ver chavales, iros de aquí que estáis haciendo mucho ruido.
- Porque tú lo digas, no te jode, encima de eso lo pides así, si lo pidieras bien me lo habría pensado - contestó Pache indignado.
 Otro del grupo se metió en la conversación...
- A ver tú, el pelos, ven aquí y dime eso en la cara.
- Ven tú - replicó Pache.
 Liviu y Pache, absortos por su pique siguieron como si nada hubiese pasado. Tras 5 minutos el que empezó la conversación decidió acercarse, como no, con toda la manada detrás. Al verlos, Liviu y Pache, se quedaron mirandoles seriamente, ya que si de buscar pelea se trataba, seguramente la habrían encontrado.
Esperaron a ver qué es lo que querían y el motivo de su acercamiento.
Al estar delante suya, a una distancia considerada, Liviu preguntó que por qué habían venido, y obtuvo ésta respuesta:
- Es que quiero ver las movidas que hacéis de cerca.
- Aha, pues esto se llama grindar. - le informó Liviu.
- Y bueno, os podéis ir, es que hacéis mucho ruido y estamos aquí de tranquis tío y nos molesta el ruido.
- Bueno, acabaremos esto y supongo que pararemos... unos 15 minutos pongamos - le informó Liviu.
- Ah pues bien.... - dijo el hombrecillo y se fue, llevándose consigo a toda la troop.
El listillo que se metió anteriormente en la conversación iba lanzando comentarios tipo: "Si no os vais en 15 minutos os echo yo eh" o "15 minutos, ni más ni menos".
Pache, al escuchar esto, le dijo:
- Sí sí, muy machote, decir todo eso mientras te vas rodeado de tus amiguitos.
El tipejo se dio la vuelta y preguntó:
- ¿Quién ha dicho eso?
- Yo - dijo Pache levantando ambas manos.
El tipejo se acercó a Pache, hasta quedarse cara a cara con él a una distancia no muy recomendable, Liviu se acercó y todos los amiguitos les rodearon.
Empezaron otra conversación que viene a ser más o menos así:
- A ver chaval, que yo estoy mu loco, que te saco la navaja y te rajo. - dijo el hombrecillo bastante motivado.
- No, no, no, aquí sin navajas si eres hombre - replicaron Pache y Liviu a la vez.
- A mi me da igual que seáis 2 o 3, que os parto la cara a ti, a tu amigo y al otro si hace falta - dijo nuevamente.
- Vale, venga machote, menos hablar - dijo Pache.
- Quítate los patines... - añadió el tío de la navaja, sin saber que con patines Pache estaba más vulnerable.
- ¿Me los quito? Tengo ahí la mochila con las zapatillas, si quieres voy ahora. - preguntó Pache.
Liviu, al escuchar el tema de quitarse los patines, se salió del coro, se quitó la chaqueta, se sentó en el banco y empezó a desabrocharse los patines. Los demás no habían notado su ausencia, cuando de repente, el circulo de abre, para que el tío que está to loco pudiese ver los actos de Liviu. Liviu paró de desabrocharse los patines, le miró, le señaló con el dedo indice y dijo:
- Si me los quito te meto una hostia, y más te vale que no me hagas quitármelos para nada. - Tras decir esto siguió con su tarea.
El chaval se le acercó y le dijo:
- Bueno tío, tampoco hay que ponerse así, que te lo estás tomando muy en serio, era broma. 
- Eres muy valiente macho, muy valiente. - dijo Liviu.
Tras retirarse a tiempo de la pelea, los amigos del malote se empezaron a reír de él consideradamente. Éste se limitó a irse de ahí y hacer caso omiso a las burlas de sus amigos. 

7 comentarios:

  1. Uyyy que malo... Puta ahora tengo que salir con cuidado si me encuentro contigo en patines.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaj claro ejemplo de los chulitos,que luego son unos mierdas!! Buen blog^^

    ResponderEliminar
  3. Seguramente se quitaria los patines y te soltaria una hostia, mas calle y menos hablar atraves de la pantalla!!!
    Muy buena liviu y pache, un saludo de tu Antifa-nazi jajajaja sabras quien soy! ;)

    ResponderEliminar

¡A comentar!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...