lunes, 15 de agosto de 2011

El láser y la huida


Corría un día del verano pasado, estábamos en un parque patinable de nuestra ciudad, Liviu, Pache, Cobo (el del día del boxeo) y algunos más que ahora mismo no me viene a la cabeza. Ese día Liviu trajo un láser.
Antes de nada he de aclarar que ese día a Pache se le rompió un patín.
Liviu, como es tan gracioso, decidió molestar un rato a los vecinos apuntando con el láser a los ojos de las personas que se veían en las ventanas. Una de esas veces, una señora se asomó gritando: ''Coño, como sigas dando por culo con láser bajo eh'' pero obviamente a nosotros solo nos hizo gracia. Liviu al poco tiempo decidió volver a probar, ya con la señora dentro de la casa, pero esa vez no contábamos con la presencia de su marido, que estaba a escasos metros de nosotros. Éste empezó a correr detrás nuestra, al ver que empezamos a apuntar otra vez hacía su casa y todos los del grupo corrieron. Pache, que iba con un patín puesto y otro en la mano, se quedó atrás - eso se debía a que se le había partido una rueda de un patín y no llevaba zapatillas.

-¡Hijo puta, para!
-¡No!
-¡Sí, para ya maricón!
-¡Y una mierda!

Pache se impulsó con una pierna, mientras con la otra mantenía el rumbo.
Se encontró a Liviu y a los demás partiéndose el culo y diciendo que iban a ir a repetir y que era bastante gracioso verle correr con un patín puesto.

Al día siguiente volvimos, ese mismo hombre nos estuvo vigilando toda la tarde, y antes de irnos Liviu volvio a darle un poco por el culo con el láser.

2 comentarios:

¡A comentar!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...