sábado, 6 de agosto de 2011

Terrorista



Bien, esta historia empieza con que en la casa de Liviu se habían quedado sin pan, y el Ahorramás de al lado había cerrado, así que tuvo que irse hasta una tienda de marroquíes donde venden pan también, muy bueno por cierto.
Nota: antes de contar los hechos tenéis que saber todos que Liviu lleva un corsé, debido a que tiene escoliosis y tiene que llevar uno las 23 horas del día para que se le corrija la espalda.

Bien, pues Liviu salió a comprar el pan, con el corsé. Al llegar a la tienda, se puso a la cola y esperó a ser atendido. Había gente saliendo y entrando de la tienda continuamente, y como la cola era de 4-5 personas y Liviu era el último, aquel pasillo estaba colapsado. Tenía que apartarse para dejar pasar a la gente. Entró a la tienda una señora de color, unos 30-35 años, parecía que tenía bastante prisa, al pasar por al lado de Liviu, le fue a apartar agarrándole de la cintura, un poco brusco pero a la vez con tacto. Al tocar el corsé con sus largas y duras uñas se oyó un clac. La señora se le quedó mirando 5 segundos, en esos 5 segundos los ojos se le iban saliendo poco a poco y la boca se le abría cada vez más, tras esos largos e incómodos 5 segundos salió corriendo de la tienda y todos se la quedaron mirando. Debió ser que se pensó que aquello era una bomba o algo por el estilo.

1 comentario:

  1. JAJAJAJAJAJAJAJAJ tipico de las señoras, mal pensadas, muy bueeeno :)
    Saludos!

    ResponderEliminar

¡A comentar!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...